EL COLOR

Un amanecer o un atardecer. Sombra o sol. Luz natural o artificial. 


Ni la luz del sol ni la luz de una lámpara parecen tener un color particular, da la impresión de que son blancas. Sin embargo, si se pasa esta luz por un prisma, podemos ver que contiene todas las longitudes de onda de colores del espectro. Este efecto es el mismo que se produce cuando se produce el arco iris. Así, por ejemplo, en una manzana se refleja el rojo y el resto del espectro es absorbido. El blanco refleja todas las longitudes de los colores y el negro las absorbe todas. 

La luz del sol y la luz de un foco contienen una mezcla de colores en distintas proporciones. La luz del sol al mediodía es mucho más azul que la del amanecer o la de una lámpara de tungsteno. Incluso nos variará en un día nublado, con lluvia o en un día soleado.




Las dos fotos son de una misma sesión. En la primera foto el sol estaba alto y había una luz dura. En la segunda foto ya tenemos la última luz del día, mucho más suave y cálida.

6 vistas